LinguaBooster изучение иностранных языков

«Страдания юного Вертера» на испанском языке

Оглавление книги

Развернуть

Libro Primero 1
4 de mayo de 1771 1
10 de mayo 4
12 de mayo 6
13 de mayo 8
15 de mayo 9
17 de mayo 11
22 de mayo 14
26 de mayo 16
27 de mayo 19
30 de mayo 22
16 de junio 25
21 de junio 41
29 de junio 45
1 de julio 46
6 de julio 53
8 de julio 55
10 de julio 56
11 de julio 57
13 de julio 59
16 de julio 60
18 de julio 62
19 de julio 64
20 de julio 65
24 de julio 66
25 de julio 67
26 de julio 68
30 de julio 69
8 de agosto 72
Por la noche 73
10 de agosto 74
12 de agosto 75
15 de agosto 83
18 de agosto 84
22 de agosto 87
28 de agosto 88
30 de agosto 89
3 de septiembre 91
10 de septiembre 92
Libro Segundo 99
20 de octubre 99
26 de noviembre 101
24 de diciembre 102
8 de enero de 1772 105
20 de enero 106
8 de febrero 108
17 de febrero 109
20 de febrero 110
15 de marzo 111
16 de marzo 114
24 de marzo 116
Post-Scriptum 117
19 de abril 117
5 de mayo 118
9 de mayo 119
25 de mayo 122
11 de junio 123
16 de julio 124
18 de julio 125
29 de julio 126
4 de agosto 127
21 de agosto 128
3 de septiembre 129
4 de septiembre 130
5 de septiembre 133
6 de septiembre 134
12 de septiembre 135
15 de septiembre 137
10 de octubre 140
12 de octubre 141
19 de octubre 142
26 de octubre 143
27 de octubre 144
27 de octubre, por la noche 145
30 de octubre 146
3 de noviembre 147
8 de noviembre 148
15 de noviembre 149
21 de noviembre 151
22 de noviembre 152
24 de noviembre 153
26 de noviembre 154
30 de noviembre 155
1 de diciembre 160
4 de diciembre 161
6 de diciembre 163
Del editor al lector 164
12 de diciembre 174
14 de diciembre 176
20 de diciembre 178
COLMA 191
RYNO 195
ALPINO 196
ARMINO 198
Después de las 11 212

Нажмите на незнакомое слово в тексте, чтобы увидеть варианты перевода.
В настройках Вы также можете изменять размер и выравнивание текста

Las penas del joven Werther: читать книгу на испанском

Libro Primero

4 de mayo de 1771

¡Cuánto me alegro de haber marchado! ¿Qué es, amigo mío, el corazón del hombre? ¡Dejarte, cuando tanto te amaba, cuando era tu inseparable, y hallarme bien! Sé que me perdonas. ¿No estaban preparadas por el destino esas otras amistades para atormentar mi corazón? ¡Pobre Leonor! Pero no fue mi culpa. ¿Podía pensar que mientras las graciosas travesuras de su hermana me divertían, se encendía en su pecho tan terrible pasión? Sin embargo, ¿soy inocente del todo? ¿No fomenté y entretuve sus sentimientos? ¿No me complacía en sus naturalísimos arranques que nos hacían reír a menudo por poco dignos de risa que fueran? ¿No he sido…?
¿Pero qué es el hombre para quejarse de sí? Quiero y te lo prometo, amigo mío, enmendar mi falta; no volveré, como hasta ahora, a exprimir las heces de las amarguras del destino; voy a gozar de lo actual y lo pasado como si no existiera. En verdad tienes mucha razón, querido amigo; los hombres sentirían menos sus trastornos (Dios sabrá por qué lo hizo así) de no ocupar su imaginación con tanta frecuencia y con tal esmero en recordar los males pasados, en vez de en hacer soportable lo presente.
Te ruego digas a mi madre que no olvido sus encargos y que en breve te hablaré de ellos. He visto a mi tía, esa mujer que goza de tan mala reputación en casa, y está muy lejos de merecerme mal concepto: es vivaracha y apasionada, tal vez, pero de estupendo corazón. Le expliqué todo lo relacionado con la retención de la parte de herencia de mi madre y ella me externó las razones que tenía para actuar así, me dijo las condiciones por las que estaba dispuesta a entregarme no sólo lo que se le pide, sino más. En fin, por hoy no me extenderé en este tema; dile a mi madre que todo estará bien. Estoy convencido de que la negligencia y las discusiones producen en este mundo más daños y trastornos que la malicia y la maldad. Por lo menos, éstas no abundan tanto.
Estoy aquí en la gloria. La soledad en este país encantador es el bálsamo perfecto para mi corazón, tan dado a las emociones fuertes; y la estación del momento, en la que todo se renueva y rejuvenece, derrama sobre él un suave calor. Cada árbol, cada seto, es un ramillete de flores; le dan a uno ganas de volverse abejorro o mariposa para sumergirse en el mar de perfume y respirar el aromático alimento.
Страница 1 из 216

Для перехода между страницами книги вы можете использовать клавиши влево и вправо на клавиатуре.

Предложить цитату

Скачать книгу бесплатно в PDF, FB2, EPUb, DOC и TXT

Скачайте бесплатно электронную книгу (e-book) И.В. Гёте «Страдания юного Вертера» на испанском языке. Вы также можете распечатать текст книги. Для этого подойдут форматы PDF и DOC.

Вам может быть интересно

Будьте первыми, кто добавит комментарий!

Добавить

Добавить комментарий