LinguaBoosteraprendiendo idiomas extranjeros

¬ęHistoria De Dos Ciudades¬Ľ

‚úí Autor
ūüďĖ Paginas433
‚Źį Tiempo de leer 14 horas 45 minutos
ūüí° Fecha de publicaci√≥n1859
ūüĆŹ Idioma original Ingl√©s
ūüďĆ Tipo Novela
ūüďĆ G√©neros rom√°ntica, Hist√≥rico, Prosa, Psicol√≥gica, Realismo, Social
ūüďĆ Secciones Romance Hist√≥rico , Novela hist√≥rica , Novela rom√°ntica , Novela psicol√≥gica , Novela realista , Novela social

Tabla de contenido

Expandir

RESUCITADO1
Capítulo 1. La época1
Capítulo 2. La diligencia5
Capítulo 3. Las sombras de la noche13
Capítulo 4. La preparación20
Capítulo 5. La taberna36
Capítulo 6. El zapatero46
EL HILO DE ORO60
Cap√≠tulo 1. Cinco a√Īos despu√©s60
Capítulo 2. La vista de una causa66
Capítulo 3. Decepción72
Capítulo 4. Enhorabuena84
Capítulo 5. El chacal93
Capítulo 6. Centenares de personas101
Cap√≠tulo 7. Monse√Īor en la ciudad116
Cap√≠tulo 8. Monse√Īor en el campo127
Capítulo 9. La cabeza de la gorgona136
Capítulo 10. Dos promesas152
Capítulo 11. Una conversación de amigos162
Capítulo 12. El caballero delicado168
Capítulo 13. Un sujeto nada delicado177
Capítulo 14. El honrado menestral185
Capítulo 15. Haciendo calceta199
Capítulo 16. Más calceta213
Capítulo 17. Una noche226
Capítulo 18. Nueve días229
Capítulo 19. Una opinión238
Cap√≠tulo 20. Una s√ļplica246
Capítulo 21. Pasos que repite el eco251
Capítulo 22. La marea sube todavía267
Capítulo 23. Estalla el incendio274
Cap√≠tulo 24. Atra√≠do por la monta√Īa imantada283
EL CURSO DE UNA TORMENTA296
Capítulo 1. En secreto296
Capítulo 2. La piedra de afilar311
Capítulo 3. La sombra319
Capítulo 4. Calma en la tormenta326
Capítulo 5. El aserrador331
Capítulo 6. Triunfo339
Capítulo 7. Llaman a la puerta347
Capítulo 8. Una partida de naipes352
Capítulo 9. Hecho el juego368
Capítulo 10. La substancia de la sombra380
Cap√≠tulo 11. Crep√ļsculo391
Capítulo 12. Tinieblas396
Capítulo 13. Cincuenta y dos404
Capítulo 14. Fin de la calceta417
Capítulo 15. Los pasos se apagan para siempre427

Leer el libro

RESUCITADO

Capítulo 1. La época

Era el mejor de los tiempos, era el peor de los tiempos, la edad de la sabiduría, y también de la locura; la época de las creencias y de la incredulidad; la era de la luz y de las tinieblas; la primavera de la esperanza y el invierno de la desesperación. Todo lo poseíamos, pero no teníamos nada; caminábamos en derechura al cielo y nos extraviábamos por el camino opuesto. En una palabra, aquella época era tan parecida a la actual, que nuestras más notables autoridades insisten en que, tanto en lo que se refiere al bien como al mal, sólo es aceptable la comparación en grado superlativo.
En el trono de Inglaterra hab√≠a un rey de mand√≠bula muy desarrollada y una reina de cara corriente; en el trono de Francia hab√≠a un rey tambi√©n de gran quijada y una reina de hermoso rostro. En ambos pa√≠ses era m√°s claro que el cristal para los se√Īores del Estado, que las cosas, en general, estaban aseguradas para siempre. Era el a√Īo de Nuestro Se√Īor, mil setecientos setenta y cinco. En per√≠odo tan favorecido como aqu√©l, hab√≠an sido concedidas a Inglaterra las revelaciones espirituales. Recientemente la se√Īora Southcott hab√≠a cumplido el vig√©simo quinto aniversario de su aparici√≥n sublime en el mundo, que fue anunciada con la antelaci√≥n debida por un guardia de corps, pronosticando que se hac√≠an preparativos para tragarse a Londres y a Westminster.
Incluso el fantasma de la Callejuela del Gallo hab√≠a sido definitivamente desterrado, despu√©s de rondar por el mundo por espacio de doce a√Īos y de revelar sus mensajes a los mortales de la misma forma que los esp√≠ritus del a√Īo anterior, que acusaron una pobreza extraordinaria de originalidad al revelar los suyos. Los √ļnicos mensajes de orden terrenal que recibieron la corona y el pueblo ingleses, proced√≠an de un congreso de s√ļbditos brit√°nicos residentes en Am√©rica, mensajes que, por raro que parezca, han resultado de mayor importancia para la raza humana que cuantos se recibieran por la mediaci√≥n de cualquiera de los duendes de la Callejuela del Gallo.
Francia, menos favorecida en asuntos de orden espiritual que su hermana, la del escudo y del tridente, rodaba con extraordinaria suavidad pendiente abajo, fabricando papel moneda y gast√°ndoselo. Bajo la direcci√≥n de sus pastores cristianos, se entreten√≠a, adem√°s, con distracciones tan humanitarias como sentenciar a un joven a que se le cortaran las manos, se le arrancara la lengua con tenazas y lo quemaran vivo, por el horrendo delito de no haberse arrodillado en el fango un d√≠a lluvioso, para rendir el debido acatamiento a una procesi√≥n de frailes que pas√≥ ante su vista, aunque a la distancia de cincuenta o sesenta metros. Es muy probable que cuando aquel infeliz fue llevado al suplicio, el le√Īador Destino hubiera marcado ya, en los bosques de Francia y de Noruega, los a√Īosos √°rboles que la sierra hab√≠a de convertir en tablas para construir aquella plataforma movible, provista de su cesta y de su cuchilla, que tan terrible fama hab√≠a de alcanzar en la Historia. Es tambi√©n, muy posible que en los r√ļsticos cobertizos de algunos labradores de las tierras inmediatas a Par√≠s, estuvieran aquel d√≠a, resguardadas del mal tiempo, groseras carretas llenas de fango, husmeadas por los cerdos y sirviendo de percha a las aves de corral, que el labriego Muerte hab√≠a elegido ya para que fueran las carretas de la Revoluci√≥n. Bien es verdad que si el Le√Īador y el Labriego trabajaban incesantemente, su labor era silenciosa y ning√ļn o√≠do humano percib√≠a sus quedos pasos, tanto m√°s cuanto que abrigar el temor de que aquellos estuvieran despiertos, habr√≠a equivalido a confesarse ateo y traidor.
P√°gina 1 de 433

Puedes usar los botones de la izquierda o derecha del teclado para navegar entre las p√°ginas del libro

Sugerir una cotización

Descargalo gratis en PDF, FB2, EPUb, DOC y TXT

Descarga gratis el libro electr√≥nico ¬ęHistoria De Dos Ciudades¬Ľ del autor Charles Dickens, tambi√©n puedes imprimir el texto del libro, para este en formatos PDF y DOC son recomendadas.

Puedes estar interesada en

Se el primero en comentar

Agregar

Agregue un comentario